Pasar al contenido principal
Artesanía y Vida Rural

Artesanía y Vida Rural

Artesanía y vida rural


La provincia de Salamanca atesora oficios y labores ancestrales, que cristalizan en bellas artesanías.

Los orives y joyeros se sirven de metales preciosos para entrelazar magistralmente la célebre filigrana charra en la capital, Ciudad Rodrigo, Mogarraz, San Martín del Castañar o Tamames. Hábiles canteros, herederos de aquellos que ayudaron a decorar templos y palacios, trabajan la arenisca en Villamayor y el granito en Sorihuela y Los Santos.

La humilde arcilla, en Alba de Tormes, Cespedosa o el Bodón, es transformada por alfareros y ceramistas en útiles domésticos y en verdaderas obras de arte al alcance de cualquier economía. Villoruela se convierte en centro productor de artesanía de la mimbre, mientras que en La Alberca y Mogarraz tallan con primor la madera; por su parte, Montemayor del Río es la referencia en la cestería de castaño.

Algodones y lanas surten los telares del Bodón y Morasverdes y permiten la confección de llamativos bordados en la Sierra de Francia. La vocación ganadera de la provincia favorece la presencia de expertos guarnicioneros y zapateros en Macotera, Salamanca, Villavieja de Yeltes, Ciudad Rodrigo, Béjar o Mogarraz.

Ejemplos, todos, del buen hacer de maestros artesanos que con su trabajo enriquecen la cultura y la originalidad de esta tierra.

  • Parque temático de construcciones populares, en Trabanca

    La comarca del Bajo Tormes, que se une en Trabanca con los Arribes del Duero, presenta una gran riqueza etnográfica. Su número y variedad de construcciones auxiliares tales como chozos, chiviteros o tenadas, es enorme.

  • Zona temática de la trashumancia

    Zona temática de la trashumancia, en Los Santos

    La vida de los pastores, en particular los de la trashumancia, se resume con detalle en varios paneles interpretativos situados en el acceso a la ermita de Nuestra Señora del Gozo, junto a la plaza de toros de la localidad.